Supuesta conspiración para asesinar a Rafael Correa

He aquí algunos de los intentos de Rafael Correa por llamar la atención y desvirtuar el motivo de la marcha en defensa de la ciudad de Guayaquil

Denuncian supuesta conspiración para asesinar al Presidente Un líder izquierdista de Ecuador, Luis Villacís, denunció hoy una supuesta conspiración para asesinar al Presidente Rafael Correa, presuntamente, por parte de grupos de derechas.

Villacís, que el sábado fue elegido como director del Movimiento Popular Democrático (MPD), afín al Gobierno, dijo al canal de televisión Ecuavisa que la oposición de derechas ha emprendido una conspiración que, supuestamente, incluiría atentados contra Correa.

“Esta conspiración está encabezada, indudablemente, por el Partido Social Cristiano (PSC)”, cuyo líder es el alcalde de la ciudad de Guayaquil, Jaime Nebot, aseguró Villacís, que no presentó pruebas de sus acusaciones.

Además, el líder izquierdista acusó de la presunta confabulación contra el Gobierno a otros grupos opositores como el Partido Renovador Institucional de Acción Nacional (PRIAN) y el Partido Sociedad Patriótica (PSP).

El PRIAN es una formación liderada por el magnate bananero Álvaro Noboa, mientras que el PSC está dirigido por el ex presidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez.

Villacís aseguró que el MPD defenderá al Gobierno y dijo que su apoyo se debe a la defensa del socialismo que pregona Correa.

También el Presidente ecuatoriano ha insistido en una presunta confabulación de la derecha contra su Gobierno, aunque no ha llegado a mencionar, de forma explícita, el extremo de un atentado en su contra.

El hombre del Maletín Cao Lay Muñoz el más famoso hombre de las dos últimas décadas (¿o siglos?) en el Ecuador al fin tiene nombre y apellido, o al menos así lo afirma el ministro de gobierno Fernando Bustamante: Cao Lay Muñoz es el hombre del maletín.

De cierta manera me alegra que al fin los fantasmas de conspiraciones comienzan a concretarse. Lo importante ahora es que se llegue hasta las penas máximas con los implicados: que salgan todos.

Y la noticia ya causó el revuelo que tenía que hacer: Sociedad Patriótica y sus asambleístas se encuentran reunidos en Montecristi, toda vez que son los principales implicados.

¿Caerá algún “pez gordo”? Me refiero más bien al hecho que se llega a nombrar hasta a Lucio Gutiérrez. ¿Lo veremos en cana nuevamente pero ahora sí con sentencia? Perdón, me voy a reservar mis dudas.

Y estas son las noticias que genera el gobierno de la Revolución Ciudadana?????. Mi comentario es un refrán de un poeta muy sabio Oscar Wilde “PERDONA SIEMPRE A TU ENEMIGO, NO HAY NADA QUE LE ENFUREZCA MAS”


Advertisements

El acoso a Guayaquil

El acoso a Guayaquil

Por Felipe Burbano de Lara

La movilización gubernamental del sábado último en Guayaquil recordó las contramarchas organizadas por Lucio Gutiérrez para enfrentar a la oposición quiteña. Fue el mayor error que cometió el coronel en un momento de gran debilidad política. Rafael Correa no es Gutiérrez, por supuesto, y el escenario político es muy distinto, pero ha tenido un gesto político muy parecido al de su antecesor: movilizar simpatizantes de todas las provincias para demostrar a Jaime Nebot y a quienes creen en el alcalde y en su proyecto dónde está la fuerza política.

Alianza País ha movilizado al resto de provincias para sitiar un espacio político que se le vuelve adverso (sitiarlo y asfixiarlo al mismo tiempo). Correa funciona con la lógica de una aplanadora: no resiste que alguien se le oponga, menos todavía acepta convivir políticamente con quienes mantiene desacuerdos, mucho menos le interesa el diálogo. El gesto político del sábado fue un acto audaz, desafiante, si se tiene en cuenta el gran respaldo a Nebot en Guayaquil, el fuerte sentimiento de autonomía de la ciudad y esa identidad guayaquileña levantada en forma simultánea a la modernización de los últimos años. Correa ha movilizado un proyecto nacional para contrarrestar el localismo guayaquileño, un proyecto estatal frente a las autonomías defendidas por las elites y la misma población. Seguramente en su cabeza está la idea de que la autonomía guayaquileña, expresada en el modelo de gestión municipal, atenta contra la soberanía del Estado que él defiende e intenta reconstruir a toda costa. Para una mentalidad nacional, estatal y moderna, como la de Correa y su equipo de Gobierno, la autonomía de Guayaquil no es sino la estrategia política de la vieja oligarquía para extraer recursos al Estado, no rendir cuentas y llevar adelante una gestión privatizada de la administración municipal, cuya máxima expresión serían las fundaciones. Alianza País representa la emergencia de un movimiento que cree tener hoy la fuerza suficiente como para cuestionar la hegemonía política de las elites guayaquileñas sobre la ciudad y el municipio. Pero ha lanzado el desafío, y aquí está la audacia del último gesto, desde un proyecto nacional que subordina a Guayaquil a un principio de organización estatal de la política, desde el cual se pone en duda la idea misma de autonomía. La ventaja de Correa, sin embargo, es que el discurso de las elites sobre las inclinaciones centralistas del presidente no le afecta tanto por ser también él un guayaquileño. Correa lo sabe y por eso asegura que es un absurdo afirmar que odia a Guayaquil. No odia a la ciudad, por supuesto, pero sí detesta a sus elites y al modelo de gestión que han consolidado en 16 años. La marcha del miércoles será la respuesta desde la autonomía guayaquileña a un modelo nacionalista y estatista que representa Alianza País, y que encuentra en Guayaquil un núcleo importante de resistencia. Guayaquil es una buena demostración de que no todo pasado inmediato puede ser descalificado y arrasado bajo la idea de que forma parte de la larga noche neoliberal. Allí hay unos éxitos qué mostrar y preservar frente a una aplanadora política que lo quiere asfixiar y controlar todo.

Fuente Hoy online

Carta a los guayaquileños

Por: Dr. Miguel Palacios Frugone

¿Qué les pasa?…Ustedes no eran así.
Los Guayaquileños de antaño no aguantaban tantas ofensas a nuestra ciudad. Para nuestros progenitores ser un Huancavilca era llevar en su fuero el espíritu indomable de la rebeldía.
Nuestros ancestros tumbaron gobiernos y lucharon contra las dictaduras. Su sangre se derramó en una ciudad rebelde y comprometida con la democracia. Los Guayaquileños de antes no aguantaban paro, como diría la gente de nuestro pueblo. Fuimos indómitos y nunca nos dejamos pisar de nadie. Ningún tirano osó atacar a Guayaquil. Nuestros guerreros labraron su propia historia por defender a Guayaquil.

Nuestra fortaleza ha puesto presidentes y derrocado tiranos. El coraje ha sido la característica del indomable espíritu que nos caracterizó. Cuando temblaba Guayaquil; también lo hacía la patria.

¿Qué les sucede ahora?… ¿en que se han convertido?
Nuestra rebeldía se limita a protestar alrededor de una jaba de cerveza. Tumbamos dictadores en la sobremesa del almuerzo. Gritamos con valentía frente a una sorda pantalla de televisor. Solo reclamamos en los velorios y las reuniones sociales.

Nos hemos vuelto sumisos y conformistas.
A nadie le interesa rebelarse contra el que nos ofende. Mucho menos arriesgar su comodidad esperando que sean otros los que nos defiendan.

Hablamos en contra del tirano, pero somos igualitos a él. Nos llenamos de bla, bla y nada más. Todo es palabrería y displicencia.
Veo con indignación que muchos tienen miedo.
! Hasta donde hemos llegado!…! terror por decir lo que pensamos y temor de actuar como debemos!
! Que desgracia!.. . No merecemos ser herederos de la garra legada por nuestros ancestros.
Imagino lo furiosos que han de estar nuestros próceres de Octubre. Nos hemos convertido en un manso y atemorizado rebaño. Nuestra bravura se ha cambiado en un conformismo cómplice.
¡Sacudámonos!
Volvamos a ser lo que fuimos… recuperemos nuestra identidad. Vamos a las calles. Olvidémonos del riesgo o las consecuencias. Si tenemos que recibir palo, bala o derramar nuestra sangre…! Pues hay que hacerlo!
Yo no tengo vocación de mártir ni ambición de muerto. Lo que deba hacer por Guayaquil, lo haré..
Sería una vergüenza dejar como legado la cobardía y el sometimiento. .

La sangre derramada por quienes nos precedieron exige la defensa de la ciudad. Debemos definirnos.
¿Somos Guayaquileños o cobardes subyugados ?
Yo por mi parte encontraré en la ofrenda de mi vida, la verdadera razón de mi existencia.


El 24 de Enero será marcha en Defensa de Guayaquil

Ejecutivos, comerciantes mayoristas y minoristas y representantes de instituciones guayaquileñas como las cámaras de comercio e industrias, así como la de la Pequeña Industria y la Junta Cívica, acudieron con gran fervor cívico al Palacio Municipal a la asamblea convocada por el Alcalde Jaime Nebot Saadi.

El alcalde dijo que la marcha se realizará para defender la administración municipal y para protestar contra las acciones del gobierno y de la Asamblea Constituyente contra la ciudad de Guayaquil. Desde las 12h30 se inició la Asamblea para defender a la ciudad de las críticas propiciadas por el presidente de la República, Rafael Correa.

Según decisión unánime, la marcha será el 24 de enero a las 15h00, fecha en la que se cumplen siete años de la consulta popular por la autonomía de Guayas, donde ganó el sí.

“Nuestra marcha sí es una marcha de ecuatorianos. Esta ciudad es una síntesis del Ecuador, aquí está la Sierra, Costa, Amazonía y los guayaquileños, por cierto, el que quiere esta ciudad, no el que nació aquí, ni siquiera el que vive aquí. Aquí se produjo libertad y aquí vamos a defender definitivamente la libertad. Que hagan su congreso de empleados asalariados y burócratas, nosotros haremos una marcha multitudinaria, porque nos sale del corazón, del alma, la razón y la justicia”, destacó el alcalde porteño en su discurso en el Salón de la Ciudad, donde se realizó la asamblea.

Recordó que con las medidas tomadas por el gobierno los que más sufren son los pobres, porque se les ha encarecido la vida y ahora se les amenaza con impedir las obras que conducen a su progreso y bienestar.

Así mismo, sostuvo que los jóvenes verán mermadas sus oportunidades de conseguir trabajo ante las acciones de este gobierno que va en contra del progreso del país.

Aclaró finalmente, que los ciudadanos no “caerán en provocaciones” y que como su principal personero municipal defenderá la autonomía y la obra pública porteña en beneficio de una ciudad que durante 7 años ha crecido más que ninguna en el país..

“Guayaquileños y ecuatorianos nada, ni nadie va a detener a Guayaquil. Guayaquil está en marcha y esa marcha no va a ser detenida porque nada detiene nuestro derecho a la libertad, a la autonomía, al empleo, al progreso, al servicio de la obra que los ecuatorianos y guayaquileños merecemos todos, pero muy especialmente los grupos humanos: los pobres y los jóvenes, que no pueden dejar de ser defendidos”, exhortó.

Fuente Muy Ilustre Municipalidad de Guayaquil