Ecuador pide “gratitud” a Ingrid Betancourt

CORREA DESTACA EL ‘ESFUERZO’ DE SU PAÍS EN LA IBERACIÓN

‘Nos apena que no haya apreciado los esfuerzos que hizo el Ecuador por su liberación’

El presidente Rafael Correa, mediante una carta, pidió a la franco-colombiana, Ingrid Betancourt, “un poco de gratitud” ante “tanto esfuerzo” del gobierno ecuatoriano por la “labor humanitaria y de solidaridad” para la liberación de los secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Betancourt y otros 14 rehenes de la guerrilla colombiana fueron rescatados el pasado 2 de julio, en lo que se convirtió el más certero golpe de los que en el presente año ha asestado el gobierno de Álvaro Uribe contra las FARC, contra la organización armada.

En la misiva de fecha 10 de julio, pero dada a conocer oficialmente hace pocos minutos, Correa se queja de las declaraciones que ofreció Betancourt a la BBC de Londres, en las que habría expresado su apoyo al ataque perpetrado el pasado 1 de marzo por las Fuerzas Armadas de Colombia a un campamento clandestino de las FARC, levantado en territorio ecuatoriano.

El incidente mantiene rotas las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Quito y Bogotá. Rafael Correa ha asegurado que no reanudará relaciones con su vecino “mientras Álvaro Uribe sea presidente de esa nación”.

Nos sorprenden y apenan profundamente esas declaraciones que apoyan y buscan justificar un acto ilegítimo, que fuera reconocido como tal y rechazado por todos los gobiernos de América, inclusive por el propio Gobierno de Colombia, el cual públicamente pidió perdón pues atentó contra los fundamentales principios del Derecho Internacional y del Derecho Interamericano” dice el comunicado.

Correa se queja de las declaraciones que ofreció Betancourt a la BBC de Londres, en las que habría expresado su apoyo al ataque perpetrado por Colombia en territorio ecuatoriano.

“Nos duele que precisamente usted se haya hecho eco de las afirmaciones y las versiones del Gobierno de Colombia respecto de la supuesta falta de colaboración de mi Gobierno, que ha sido, por lo contrario, permanente y constante y llegue inclusive a insinuar que el Ecuador es santuario del as FARC” subraya Correa en la misiva.

Correa aclara a Betancourt que su Gobierno ha censurado los métodos de lucha de las FARC, ha insistido en pedir la liberación incondicional e inmediata de todos los rehenes y, según asegura, lucha contra la presencia subversiva en la frontera con Colombia, “con altos costos humanos, materiales y financieros”.

“(…) nos apena que no haya apreciado en su justa dimensión los esfuerzos que hizo el Ecuador por su liberación y apoye el bombardeo a nuestra Patria y la violación de su soberanía y su integridad territorial” puntualiza la comunicación.

Finalmente, reclama que “aunque en nuestra labor humanitaria y de solidaridad con el pueblo colombiano nunca hemos buscado reconocimiento alguno, si nos hubiera gustado un poco de gratitud ante tanto esfuerzo”.

Fuente elmundo.es

La posición del Ecuador no cambia

Tomás Ciuffardi

La ministra de Relaciones Exteriores de Ecuador, María Isabel Salvador, no cree que el actual momento que se vive en la región, en el que Venezuela y Colombia superaron sus diferencias, sea el más adecuado para restablecer las relaciones diplomáticas con Bogotá, según explicó a BBC Mundo.

“Las conversaciones que han mantenido el presidente Hugo Chávez y el presidente Álvaro Uribe probablemente generan alguna expectativa; sin embargo, la posición del Ecuador no cambia” dijo Salvador.

Las declaraciones con tono conciliador realizadas este fin de semana por el presidente colombiano para normalizar las relaciones entre ambos países tampoco sirvieron para cambiar la postura ecuatoriana.

Opine: Ecuador/Colombia: ¿hora de hacer las paces?

“No vemos ningún camino en este momento para el restablecimiento de estas relaciones en el corto plazo… usted hace referencia a las declaraciones del presidente Uribe, no es la primera vez que las hace, habrá que ver cuán consistente y cuán coherente es esa posición de Colombia”.

El presidente Hugo Chávez también ofreció hablar del tema con Rafael Correa este martes, cuando el mandatario venezolano realice una visita a Ecuador para firmar un acuerdo para construir una refinería de petróleo.

Lea: Chávez y Uribe “pasan la página”

Sin embargo la ministra Salvador dijo a BBC Mundo que a pesar de las “muestras de buena voluntad” de Chávez, “no ve” en este momento ningún elemento que genere confianza para volver a conversar con Colombia.

“Hay una falta de seriedad… necesitamos señales claras, permanentes, coherentes en el tiempo para que se demuestre efectivamente que esa voluntad de buscar el restablecimiento pleno de las relaciones entre los dos países es férrea y real”, comentó.

Gobierno decente

Ecuador rompió sus lazos diplomáticos con Colombia desde inicios de marzo, luego de que el ejército colombiano bombardeara un campamento guerrillero clandestino situado en territorio ecuatoriano y en el que murió Raúl Reyes, segundo al mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

A mediados de junio la crisis entre ambos países parecía dar señales de mejoría gracias a la mediación del ex presidente estadounidense Jimmy Carter, hasta el punto en el que estaba muy avanzada la designación de encargados de negocios como un primer paso para restablecer los vínculos diplomáticos.

Sin embargo, el proceso fue postergado por Bogotá luego de unas declaraciones dadas al periódico argentino Página/12 por el presidente ecuatoriano Rafael Correa.

Lea también: Ecuador y Colombia en el congelador

En esa entrevista, el mandatario ecuatoriano dijo que su país todavía busca “que se aclare plenamente ese ataque” y sugirió que el ataque había en realidad sido perpetrado por aviones norteamericanos.

Además, dijo que tres de los heridos en el incidente habían sido ejecutados tras el ataque.

Pero Salvador minimiza la importancia de esas declaraciones.

“Para nosotros eso fue un pretexto, porque en realidad no tienen la voluntad seria y real de generar esa aproximación con el Ecuador” comentó Salvador, “en esa entrevista el presidente Correa no hizo ninguna opinión adicional, no dijo nada más que no hubiera dicho en el pasado”.

“Aparentemente, Colombia lo que está haciendo es utilizando el pretexto de las declaraciones del presidente Correa, y lo ha hecho en varias ocasiones, para detener un proceso que está en marcha”, dijo.

La reacción del presidente ecuatoriano a la medida colombiana fue tajante. El 25 de junio anunció que cancelaría el restablecimiento de las relaciones “indefinidamente hasta que haya un gobierno decente con el cual tratar”.

Lea: Correa condiciona relación con Colombia

Por su parte, la canciller ecuatoriana declaró en esa ocasión que no se descartaba la posibilidad de eventualmente establecer restricciones de tipo comercial a Colombia.

Actualmente Salvador asegura que esa posibilidad “se está estudiando, pero no es una decisión tomada ni es algo que el Ecuador va ha hacer si es que eso significa un perjuicio para nuestra propia economía y para el empleo en el país” y añadió que “se respetarían los acuerdos comerciales a nivel de la Comunidad Andina o de la Organización Mundial de Comercio”.

Pararse firme

La canciller Salvador dijo a BBC Mundo que el gobierno tiene conciencia de que internamente hay sectores críticos ante la ruptura de relaciones con Colombia, una situación que jamás había ocurrido con un país vecino, ni siquiera cuando Ecuador y Perú protagonizaron un conflicto bélico a mediados de la década de los 90.

Sin embargo, cree que “la mayoría del pueblo respalda al gobierno” y explicó las razones por las cuales el gobierno ecuatoriano no está interesado en aprovechar la actual coyuntura para solucionar la crisis con Colombia.

“El Ecuador tradicionalmente ha sido el país que acaba cediendo en su posición y ahora es la segunda vez que nos paramos firme ante una agresión hecha por Colombia”, dijo Salvador.

Según la ministra la primera vez fue cuando Ecuador decidió interponer una demanda ante la Corte Internacional de La Haya por las fumigaciones aéreas con glifosato en la frontera común, y la segunda fue ante la incursión del ejército colombiano en territorio ecuatoriano.

“Es muy duro decidir romper relaciones con un país que durante más de 100 años hemos tenido relaciones diplomáticas” afirmó Salvador. “Sin embargo, esas son las posiciones que en el pasado no han sido lo suficientemente firmes y son las que han permitido que Colombia nos trate como el hermanito menor, que está allí pero no importa mucho lo que suceda con él, y eso es absolutamente injusto”.

A pesar de todo Salvador tiene esperanzas de que la crisis encuentre una salida “en el marco de los buenos oficios de la Organización de Estados Americanos”, pero aseguró que una cosa será restablecer relaciones y otra muy distinta recuperar la confianza con el gobierno de Uribe.

“A mí lo que me preocupa mucho es que pongamos el enfoque de todo este problema en el restablecimiento de relaciones con Colombia, como que todo se resolverá ese día y eso no es así… eso es solamente una parte relativamente pequeña respecto de todo lo demás que tenemos que trabajar para el verdadero restablecimiento de la confianza entre los dos países”.

Fuente BBC Mundo

Colombianos celebran en las calles con banderas rescate de rehenes

Bogotá. -Centenares de colombianos salieron el miércoles a las calles con banderas, mientras los automóviles hacían sonar sus bocinas tras el anuncio del rescate por militares de 15 rehenes de la guerrilla de las FARC, entre ellos Ingrid Betancourt y tres estadounidenses.

En el norte de Bogotá las vías fueron invadidas espontáneamente por cientos de personas que, blandiendo la bandera nacional, aplaudían y gritaban: “libres, libres, libres”, reseñó AFP.

En el centro de la capital de 7 millones de habitantes miles de automóviles formaron un enorme atasco, mientras desde los edificios altos de la ciudad se colocaban banderas tricolores.

En Medellín (noroeste), segunda ciudad colombiana, se vivieron escenas similares según reportes de radioemisoras.

“Los queremos a todos libres”, rezaba un enorme letrero colocado en un edificio en Cali, 500 km al sureste de Bogotá, donde también los barrios se vieron inundados de personas que celebraban la liberación.

Según el gobierno colombiano, 15 rehenes de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), entre ellos la colombo-francesa Ingrid Betancourt y tres estadounidenses, fueron rescatados en una operación de inteligencia en el selvático departamento de Guaviare (sureste).

Fuente El Universal.com

Rescatada Ingrid Betancourt, los 3 estadounidenses y otros 11 secuestrados de la Fuerza Pública

Se encuentran sanos y a salvo”. Así lo comunicó el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, en rueda de prensa.

El rescate se produjo en una zona selvática del departamento de Guaviare, en el suroeste de Colombia, indicó Santos. Los rescatados serán trasladados más tarde a la base aérea de Tolemaida, en el departamento el Tolima, a menos de 190 kilómetros de Bogotá.

“Seguiremos trabajando en la liberación de los demás secuestrados. Hacemos un llamado a los actuales cabecillas de las Farc para que no se hagan matar, liberen a los (otros) secuestrados y no sacrifiquen a sus hombres”, agregó Santos, quien les ofreció una paz digna. Betancourt fue secuestrada en febrero de 2002, mientras que los estadounidenses, Keith Stansell, Marc Gonsalves y Thomas Homes cayeron en de febrero del 2003 en las selvas del Caquetá. Los tres norteamericanos trabajaban para California Microwave Systems, firma contratada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos para recoger informaciones sobre plantaciones de droga. Sin embargo, las Farc los acusaron de ser espías de la Agencia Central de Información (CIA).

“Esta operación que se denominó ‘Jaque’, no tiene precedentes y deja muy en alto la calidad y el profesionalismo de las fuerzas militares colombianas”, señaló Santos.

“Mis felicitaciones muy sinceras a nuestros hombres de la Inteligencia del Ejército”, añadió el funcionario y felicitó a los generales Freddy Padilla, comandante de las Fuerzas Militares, y Mario Montoya, comandante del Ejército.

“El país y sus seres queridos no tendrán cómo agradecerles semejante operación de rescate”, que llevaba más de un año en ejecución, dijo. Efe Lista parcial de los rescatados: Ingrid Betancourt Marc Gonsalves Teniente Juan Carlos Bermeo Sut Raimanduo Malagón Sargento José Ricardo Mantilla Cabo William Pérez Sargento Erasmo romero Cabo José Miguel Arteaga Cabo Armando Florez Cabo Julio Buitrago Subintendente Armando Castellanos Teniente Vaney Rodríguez.

Fuente El Tiempo.com


“Sobre todo, no liberen a Ingrid”

Mauricio Vargas.

Columnista de EL TIEMPO.

¿Contribuyó Piedad Córdoba a que Ingrid no fuera liberada en diciembre?

¿Contribuyó Piedad Córdoba a que Ingrid Betancourt no fuera liberada en diciembre?

Hace dos semanas mencioné en esta columna la delicada situación jurídica en la que quedaban algunos de los promotores del acuerdo humanitario que traspasaron muchos límites y se dedicaron a decirles a las Farc qué hacer, cómo hacerlo y cuándo hacerlo para que a ellas, y no al acuerdo, les fuera bien. El reconocido semanario francés Paris Match acaba de publicar extractos de correos electrónicos del computador de ‘Raúl Reyes’ que aportan pruebas en esta dirección, en especial en el caso de la senadora Piedad Córdoba.

El respetado periodista Bertrand de la Grange revela en dicho informe que durante una reunión con una célula de las Farc en Buenos Aires, a principios de diciembre, cuando asistía a la posesión de Cristina Kirchner, Piedad Córdoba les hizo varias recomendaciones sobre la forma de manejar la liberación de secuestrados. Según el correo recibido por ‘Reyes’ con un detallado informe del encuentro entre la congresista y los hombres de las Farc, ella les dijo: “Sobre todo, no liberen a Ingrid”.

“No me importa la propuesta que haya hecho Sarkozy para obtener la liberación de Ingrid”, agregó la senadora, según el informe de alias ‘César’, jefe de la célula de las Farc en Buenos Aires, enviado a ‘Reyes’ por correo electrónico con lo que ‘César’ llama una “fidelísima reconstrucción” de la conversación con la senadora. Parece que a los hombres de las Farc les divertía la animosidad que Piedad Córdoba mostraba hacia Ingrid, porque ‘César’ destaca más adelante en su e-mail la forma como la congresista se burla del mal estado de salud de la ex candidata presidencial. “Ella siempre ha sido flaca… No se va a morir.” Qué horror.

La senadora Córdoba se identifica en su posición sobre Ingrid con el ministro del Interior de Venezuela, Ramón Rodríguez Chacín. Según otro correo, ‘Iván Márquez’ se reunió con él en el vecino país en noviembre del 2007 y el alto funcionario le pidió la liberación de “uno o dos rehenes enfermos y algunas mujeres”, como un gesto para impulsar la gestión de Hugo Chávez. Eso sí, Rodríguez Chacín dejó en claro que de esas liberaciones “debe estar excluida la joya colombo-francesa”. Ahí no hay gestión humanitaria. Son piratas discutiendo la suerte de un botín.

Quedé espeluznado al leer el artículo. Confirmé con fuentes judiciales y de inteligencia en Colombia que esos correos existen. La Interpol certificó que dichos mensajes no fueron alterados por las autoridades colombianas. De modo que o ‘César’ es un mentiroso compulsivo, o Piedad Córdoba contribuyó de manera significativa a que Ingrid Betancourt no fuera liberada por las Farc en diciembre. ¿Por qué habría de inventarse ‘César’ esa charla? No se me ocurre una razón. Recuerdo, eso sí, la animadversión entre Piedad e Ingrid en tiempos del proceso 8.000, cuando la primera defendía a Ernesto Samper y la segunda lo atacaba con fieros discursos.

De la Grange, el autor de la crónica del semanario francés, va aún más lejos. Se pregunta si acaso Piedad Córdoba no teme que, una vez liberada, Ingrid se convierta en candidata presidencial y comprometa las propias aspiraciones de la senadora. Aspiraciones que, por cierto, las Farc no descartan respaldar en unión de Hugo Chávez. En otro correo, ‘Iván Márquez’ le dice a ‘Reyes’: “Piedad está enteramente a nuestra disposición. Es la candidata de Chávez y podría ser la nuestra”. ¿Qué le habría pasado a un ‘parapolítico’ si Mancuso hubiese dicho eso de él, si hubiese contra él lo que aparece contra Piedad Córdoba en el computador de ‘Reyes’? Estaría merecidamente entre los palos de la Sala Penal por cohonestar con los peores criminales. Ya veremos si la Corte Suprema actúa o si lo único que se gana Piedad Córdoba con todo esto es otro regaño del jefe del liberalismo, el ex presidente César Gaviria.

Fuente El Tiempo.com

mvargaslina@hotmail.com

Ingrid Betancourt: De espanto y brinco

Autora Yves Girard

Desde el día en que vi por primera vez el video de una Ingrid Betancourt, mujer siempre reconocida como valerosa y dinámica, no pude evitar un sentimiento de duda irreprensible frente a un escenario, montado sin gran habilidad, enseñándonos una mujer postrada cuyo único movimiento a lo largo del video fue un único abrir y cerrar de párpados.

La posición estudiada, la larga cabellera y la imagen de Madonna, que de manera ostensible se dio a la escena, eran tan exageradas que finalmente — “quien quiere probar demasiado no prueba nada”– quedé convencido de que me querrían imponer una visión determinada.

La conclusión no era difícil, tan burda era la presentación, pero le faltaba un elemento esencial: el motivo.

La publicación, en Francia, del libro-bomba sobre Ingrid Betancourt acaba de aportar, por lo menos, un escenario posible para este cuento fantástico que solo ahora empieza a desarrollarse y que, delo por seguro, nos reserva muchas sorpresas para los próximos meses.

Último vídeo de Ingrid



Vamos a dejarnos de hipocresías y, considerando que estamos en el siglo 21 y que la pudibundez ya no tiene vigencia, vamos a definir un hecho evidente:

Según nos cuenta el autor, las hermanas Betancourt, Ingrid y Astrid, tuvieron siempre una vida sexual bastante animada. Estudiantes en Francia, ambas tuvieron como amante a Dominique de Villepin [pinche el nombre para conocer más detalles], el futuro primer ministro de Chirac.

De Villepin podía posicionarse favorablemente con ambas jóvenes por cuanto era ex alumno del Colegio Francia en Caracas, donde fueron educados mis hijos en la misma época. No hay duda que su dominio del español, junto con un indiscutible atractivo personal, lo ayudó mucho a conquistar a estas estudiantes un poco perdidas en suelo extranjero.

Luego, el ex-embajador francés en Bogotá, Daniel Parfait, abandonó a su esposa Nicole, y comenzó a vivir una aventura sentimental con Astrid Betancourt.

Cuando llegó a Colombia, Parfait se encontraba en el final de su carrera diplomática. El secuestro de Ingrid Betancourt le cayó como un regalo del cielo y él lo transformó en una coraza política haciéndose ardiente defensor de la candidata, hecho que lo preservaba de cualquiera medida administrativa que hubiera podido interpretarse como una desaprobación del gobierno francés.

Actualmente, como jefe de la Dirección de América Latina, Parfait es uno de los funcionarios más importante de la cancillería francesa.

En su libro, Thomet denuncia los esfuerzos desproporcionados que realizó Francia para obtener la liberación de Ingrid, que no es francesa de origen sino que obtuvo la nacionalidad francesa gracias a su primer matrimonio con el ex diplomático Fabrice Delloye.

Propuesta de negociación de las FARC


Hasta ahora, me limité a copiar los argumentos de Thomet, el autor del libro que apareció en Francia en 2006 sin haber causado aparentemente el menor revuelo. Tampoco lo leí y, acabo de encargarlo ya que no se encuentra a disposición.

Solo me voy a referir al el final del libro donde se dice que, en realidad, Ingrid Betancourt no desea recuperar la libertad porque al parecer tuvo un hijo con el ideólogo de las FARC, Alfonso Cano, considerado como probable sucesor del líder guerrillero “Tirofijo”. (Quien a la postre no de llama “Manuel Marulamda” sino que su nombre real es PEDRO ANTONIO MARIN ARIAS.)

Este último punto corresponde muy exactamente a la ‘sensación’ que tuve siempre, o sea que el síndrome de Estocolmo había operado en este caso como en la casi totalidad de ejemplos de relaciones largas entre secuestradores y secuestrados, siempre más evidente cuando se trata de personas de sexos opuestos.

Clara Rojas con su hijo Emmanuel en casa


Estamos en la inhóspita selva colombiana, Alfonso Cano, la mano derecha de Tirofijo, no puede ser indiferente a la personalidad de Ingrid, a su belleza personal y, más que todo, a su importancia política como ex candidata presidencial.

No hay la menor duda de que si Ingrid regresara hoy en Colombia, en las próximas elecciones sería elegida sin tropiezo. Cano sabe que su oportunidad no tardará en venir ya que el viejo Tirofijo, después de 40 años de clandestinidad, está a punto de desaparecer.

¡¡¡Un escenario para dar vértigo!!!

Ingrid sale de su cautiverio para transformarse en abogada de la re-inserción de las FARC en el contexto político colombiano. Todos los indicadores están en verde. Es posible imaginar toda clase de desarrollos, todo es posible, todas las esperanzas están al alcance de la mano…

Una sola condición: Que Tirofijo no esté demasiado arraigado a la vida para permitir el feliz desenlace capaz de contentar a todo el mundo. Los guerrilleros que empiezan a anhelar una vida más apacible. Los colombianos, cansados de una guerra perpetua que arrancó parte de su territorio al país. Las familias de los rehenes de ambos lados.

Y, naturalmente, de los propios rehenes. De la ‘consciencia’ internacional, este fantasma omnipresente y que no representa nada. De Sarkozy, que se concentró sobre la suerte de Ingrid Betancourt, francesa de adopción, y que se olvidó de Aida Duvalier, francesa de pura cepa, secuestrada en 2001 y por quien no se hizo mayor intento de liberación…

¿Todo el mundo contento?

Todos, menos uno, Hugo Chávez, quien perdería su escudo de guardia pretoriana para enfrentarse al pueblo venezolano alzado con la sola ayuda de su milicia cubana… Y vaya a confiar en unos pretorianos que no piensan sino en una sola cosa: la oportunidad para fugarse a un país acogedor…

Senadora Piedad Córdoba y Yolanda Pulecio, madre de Ingrid


Porque, al adquirir respetabilidad, las FARC dejarían de apoyar a un payaso como él; necesitan paz y paz y paz para compensar tantos años de miseria entre selva, mosquitos, arañas, monas y bombardeos y, para ello, sacrificarían alegremente al comunismo del siglo 21, que nunca tuvo ni la sombra de una aceptación entre ellos.

Los próximos meses prometen ser muy animados…

Fuente El Abicú Liberal