¿Qué les queda a las FARC?

Cualquier análisis es aproximado debido a la naturaleza clandestina de esta organización. Con el fin de hacer un balance aproximado de sus condiciones reales, Semana.com y el Observatorio del Conflicto de la Corporación Nuevo Arco Iris –que durante más de cinco años ha venido haciendo un detallado seguimiento a la evolución del conflicto armado en Colombia – han construido el mapa actual de las Farc, sus estructuras (frentes, columnas, compañías), sus jefes, en contraste con la evolución de los cultivos ilícitos y el secuestro, dos de sus principales fuentes de financiación. Hemos cruzando diversas fuentes oficiales (en particular del Ministerio de Defensa) académicas, de ONGs , diplomáticas y de los mismos reportes públicos de la guerrilla, que permiten proyectar algunas cifras aproximadas, de su situación militar.

En 2002 antes de que llegara al poder Alvaro Uribe, se les calculaban a las Farc entre 18 y 20 mil hombres en armas. Hoy esa fuerza se ha reducido a unos 11 mil. Pero no sólo han disminuido sus tropas, por los muertos que les ha causado el Ejército y por las deserciones, sino que también se han mermado sus estructuras básicas de combate: de 72 frentes activos (un frente es un cuerpo que permanece relativamente estable en un territorio y cuenta con unos 150 hombres) que tenían en 2002, cinco fueron totalmente desmantelados por operaciones militares y 33 han sido diezmados, es decir tienen muchos menos hombres armados que los 150 regulares. Les quedan 34 frentes activos que bien, o no han sido golpeados considerablemente o que se han recuperado con rapidez, algunos de éstos muy numerosos, con más de 200 hombres.

Además de estas células más estáticas, las Farc tienen unas estructuras móviles, de andar constante, golpeando y retrocediendo, que según su tamaño, se dividen en columnas (más grandes) y compañías (más chicas). Éstas están adscritas a alguna de las 7 grandes divisiones de las Farc, conocidas como Bloques o Comandos Conjuntos. Las columnas móviles siguen siendo más o menos unas 15 a 16. Perdieron unas, pero formaron otras nuevas. Y antes tenían unas 20 compañías y ahora tienen unas 13.

Con la flexibilidad y adaptabilidad, que las ha caracterizado en sus 44 años de existencia, la Farc también han desarrollado otras estructuras móviles y descentralizadas para resistir la larga y costosa ofensiva militar con que el gobierno de Uribe lleva enfrentándolas en los últimos seis años. Han creado un Bloque móvil y desarrollado la posibilidad de formar “comandos conjuntos de área” o “interfrentes”, unas estructuras que se arman en caliente con frentes y columnas móviles para desarrollar una operación o enfrentar una ofensiva de las Fuerzas Armadas.

Los expertos no sólo miden la fortaleza militar por número de combatientes y estructuras, esta también se refleja en la permanencia de los jefes. En este sentido, este año, las Farc han recibido los dos golpes más contundentes de su historia. De sus 7 miembros principales del Secretariado perdieron a dos, Raúl Reyes e Iván Ríos, por acción de la Fuerza Pública. Además murió Manuel Marulanda, su jefe fundador, al parecer de infarto, el pasado 26 de marzo.

Reyes era ficha clave en las negociaciones internacionales de la organización, desde el apoyo para lograr un posible canje de guerrilleros por secuestrados, hasta el contrabando de armas. El otro, Ríos, comandaba el Comando Conjunto Central en una zona geográficamente muy quebrada, y por ello, es un mando difícil de reemplazar. Pocos con nivel de mando dominan esa zona del país. De los 31 miembros que se sabe tenía su Estado Mayor Central, algo así como su junta directiva ampliada, que incluye a los del Secretariado, han salido de sus filas por muerte, captura o desmovilización, ocho.

Un número récord de mandos medios han salido de la guerrilla. Sólo en los primeros cuatro meses de 2008 se desmovilizaron 129 de ellos. Han sido bajas costosas para las Farc, pero no por ello han dejado a la organización sin liderazgo. Que se sepa de los que eran miembros del Estado Mayor Central en 2002, aún les quedan allí sentados, 19.

No obstante, como han perdido varios jefes medios, su estructura de mando se ha visto debilitada. Según los análisis del Ministerio de Defensa, el promedio de edad, y por tanto, de experiencia de sus cuadros de mando ha ido bajando. Y a menor experiencia del jefe, más vulnerabilidad militar, y mayor deslealtad e indisciplina. Prueba de ello es que en 2007, un número récord de combatientes de las Farc de 2.480 hombres y mujeres, abandonaron las filas. Esto es un incremento de 58 por ciento, en comparación con los desmovilizados en 2006, que fueron 1.565. Así mismo están desertando miembros más antiguos: si en 2006, de los que salieron de las Farc y el ELN, el 12 por ciento llevaban entre 5 y 10 años combatiendo, en 2007, este porcentaje subió a 27 por ciento.

Otra medida del pulso militar tiene que ver con su capacidad ofensiva. El número de acciones bélicas, sumando combates, emboscadas y hostigamientos de las Farc, contra la Fuerza Pública, fue en 2007 de 660, un número menor que en 2002. Sin embargo, al comparar sus acciones militares entre 2006 y 2007, éstas crecieron, pues sumando combates, emboscadas y hostigamientos, éstas pasaron de 484 a las 660 del último año. Claro está que son acciones de menor envergadura.

Los ataques a la infraestructura productiva del país también han bajado. En 2001, la guerrilla se tomó 39 pueblos, y en 2007 no se tomaron ninguno. De 483 voladuras de torres de energía en 2002, se pasó a 122 en 2007 y, con un resultado más modesto, de 86 voladuras a los oleoductos se bajó a 57.

Las Farc también han cambiado su estructura financiera. En 2002 los pagos por secuestro representaban una buena proporción de sus finanzas, pues cometieron en total 973 secuestros. Pero en 2007, sólo secuestraron a 120 personas, casi la décima parte, y es de suponer que los ingresos que les representaba este cruel negocio bajaron sustancialmente.

Los tiempos en que eran capaces de enfrentar embates de la Fuerza Pública de cuerpo a cuerpo, con grandes contingentes de guerrilleros, y ganar, han pasado definitivamente a la historia. Ahora están de vuelta a la clásica guerra de guerrillas, de pequeños grupos que “hostigan y esperan”, como llaman a la nueva táctica. Las principales armas de esta guerra silenciosa son las más crueles: las granadas de mano, a veces fabricadas por la misma guerrilla y las minas antipersonales que se activan o bien al pisarlas (y por eso caen tantos civiles) o por acción a control remoto.

Esa guerrilla más ágil y pequeña, si bien más difícil de combatir tiene también su lado flaco: está más móvil, menos arraigada en el territorio y eso la expone más. Con mejor inteligencia el Estado ha logrado interceptarles más comunicaciones y detectar mejor sus movidas.

La geografía también dice mucho de la situación de las Farc. Perdieron zonas estratégicas para financiación y logística, como algunos barrios de grandes ciudades como, Medellín y Cali. Y del área rural alrededor de Bogotá fueron expulsados definitivamente por la acción del Estado. Incluso han tenido que salir de territorios donde llevaban años de dominio como en el norte de Boyacá y sur de Santander. Los ha sacado el Ejército de lugares que nunca imaginaron conceder, como La Julia en Meta, a donde antes se paseaban como de veraneo, el Mono Jojoy y John 40, el más caracterizado representante de la más reciente generación de las Farc asociada con el narcotráfico.

En pocas zonas han crecido durante los gobiernos de Uribe. Básicamente sólo allí a donde los cultivos de coca están en expansión o donde fluyen los tránsitos clandestinos y las ganancias del negocio ilegal aumentan. Eso es, en el suroccidente colombiano, en Nariño y Cauca, a donde fueron a dar los cultivos ilícitos, han ampliado sus estructuras móviles; en el Catatumbo (nororiente) donde han vuelto a ocupar territorios de antiguos paramilitares; y en el extremo oriente, Vaupés, Vichada, a donde han llevado a sus propias huestes a sembrar la coca.

Fuente Semana.com

Advertisements

Gobierno buscará mecanismo de libertad condicional para guerrilleros que entreguen a los secuestrados

Desde Florida, Valle del Cauca, el Presidente Álvaro Uribe les envió un mensaje a los guerrilleros de las Farc que estén interesados en dejar en libertad a secuestrados: “El Gobierno hace dos ofertas. La oferta de un fondo de recompensas hasta de 100 millones de dólares”, y, segunda oferta, “buscaremos un mecanismo de libertad condicional”.

El Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, aseguró este sábado que el Gobierno Nacional buscará un mecanismo de libertad condicional para los guerrilleros de las Farc que se desmovilicen y traigan consigo a secuestrados.

Así lo anunció el Jefe de Estado durante el Consejo Comunal en el municipio vallecaucano de Florida, tras revelar que algunas personas de este grupo terrorista

Desde el municipio vallecaucano de Florida, el Presidente Álvaro Uribe señaló que su Gobierno realizará todas las gestiones ante la justicia colombiana para que los guerrilleros que liberen a secuestrados, al ser juzgados por los delitos que han cometido, de todas maneras puedan disfrutar el beneficio de la libertad condicional”, señaló. “han llamado a decirle al Gobierno que están dispuestos a desertar y a liberar a los secuestrados, encabezados por la doctora Ingrid Betancourt”, pero que, a su vez, han preguntado si el Gobierno les garantiza su libertad.

“Desde Florida, quiero hacerles llegar este mensaje: el Gobierno hace dos ofertas. La oferta de un fondo de recompensas, hasta de 100 millones de dólares, para dar recompensas a aquellos integrantes del grupo terrorista de las Farc que se desmovilicen, abandonen ese grupo y liberen a los secuestrados”, dijo.

Y agregó: “Segunda oferta: buscaremos un mecanismo de libertad condicional. El Gobierno Nacional en el momento en que estas personas lleguen, se encuentren con nuestros soldados o con nuestros policías, o con quien ellos definan, y podamos recibir a los secuestrados, el Gobierno Nacional en ese momento hace las diligencias para que estas personas que abandonen, de las Farc, sean embarcados de inmediato a un país como Francia, para garantizar la libertad condicional”, afirmó el Presidente Uribe.

El Mandatario también señaló que su Gobierno realizará todas las gestiones ante la justicia colombiana para que esos guerrilleros puedan disfrutar del beneficio de la libertad condicional, independientemente de los delitos que hayan cometido.

“Y haremos, como directores del orden público, competencia que tenemos en el Gobierno, todas las gestiones ante la justicia colombiana para que esas personas, al ser juzgadas por los delitos que han cometido, de todas maneras puedan disfrutar el beneficio de la libertad condicional”, señaló.

En ese sentido, el Jefe de Estado le pidió al Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, enviar ese mensaje a aquellos miembros de las Farc que estén llamando, interesados en obtener estos beneficios a cambio de entregar secuestrados.

“Bien pueda dígales, Comisionado, eso. Que no gasten más llamadas por celular, eso siempre es claro, sino que procedan a entregarse rapidito”, puntualizó el Presidente Uribe.

Fuente Presidencia de la República de Colombia

“No nos vamos a involucrar en el plan Colombia”, dice Rafael Correa

Quito, 23 de abril de 2008.- El Presidente de la República, Rafael Correa, en una entrevista concedida a Venezolana de Televisión, con la periodista Tania Díaz, enfatizó en que el Ecuador no se involucrará en el Plan Colombia “pero si vamos a defender nuestro territorio de cualquier fuerza irregular o regular que ingrese en el territorio”.

El Jefe del Estado señaló que el “Plan Colombia ha significado que Ecuador tenga más de 50.000 refugiados colombianos y más de 300.000 residentes colombianos que han sido recibidos con los brazos abiertos, muchos de ellos refugiados de la guerra pero sin estatus. Somos el país Occidental con mayor cantidad de refugiados y donde mejor se han integrado”.

“Tenemos en la Frontera Norte 13 destacamentos, porque Colombia tiene totalmente desguarnecida su frontera, tenemos 11.000 hombres de la Fuerza Pública, cuando en épocas de paz, requeriríamos entre 1.500 y 2.000 de esos hombres, eso nos cuesta más de 100.000.000 de dólares anuales”, expresó.

De igual manera, el Presidente Correa indicó que en los últimos dos años sólo en “la Fuerza Pública tenemos 13 vidas perdidas sin contar los campesinos que mueren en bombardeos, cruces de tiro, etc. Todo eso es el costo de una guerra fratricida que no es nuestra, de la cual estamos siendo víctimas agravadas por la política militarista del Presidente Uribe”.

En esta misma línea, el Primer Mandatario al ser consultado sobre el objetivo de la incursión armada de parte del Gobierno colombiano en territorio ecuatoriano el pasado 1 de marzo, señaló que “el objetivo era político, interno y externo, era para Uribe mostrar el trofeo de casa, la cabeza de Raúl Reyes y aumentar su popularidad”.

“El mejor negocio para el Gobierno de Uribe es esta guerra, primero le da popularidad interna y segundo los miles de millones que recibe anualmente de Washington para su Plan Colombia, le salva la economía, por eso el último que quiere la paz con las FARC se llama Álvaro Uribe Vélez”.

De igual manera señaló que la política de Uribe tiene total relación con la política de guerra preventiva de los Estados Unidos que, “hasta el último, ya ni siquiera Colombia defendía esa posición en la OEA y Estados Unidos la continúa defendiendo, esa fue la aspiración del Gobierno de Uribe, la aspiración de ciertos aprendices de emperadorcitos que querían imponer ese principio en América Latina, pero no esperaban una reacción como la que tuvo del lado de Ecuador y de los presidentes de América Latina”.

Status de fuerza beligerante a las FARC.- Al respecto, el Mandatario indicó que para que las FARC pueda “alcanzar ese estatus tendría que renunciar esas prácticas que van contra los códigos de guerra como secuestros, atentados que se pueden calificar de terroristas, bombazos, etc.”.

“Si las FARC deja esas prácticas y cumple con las condiciones para ser tratada como una fuerza beligerante, es decir, que controle un territorio, que tenga una Fuerza Armada organizada, que respecte los códigos de guerra y el Tratado de Ginebra, por supuesto que tendríamos que reconocerla como Fuerza Beligerante y ahí convertirla en un interlocutor válido para que, por vía diplomática, tratar de alcanzar la paz. Pero primero tiene que renunciar a esas prácticas atentatorias a los derechos humanos y liberar incondicionalmente a los secuestrados que tienen en su poder”.


Finalmente, el Mandatario enfatizó en que toda esa campaña de desprestigio que presenta el Gobierno colombiano, “en América Latina no tiene consecuencia porque el Gobierno de Uribe está totalmente desprestigiado y falto de credibilidad. A tal punto que ni siquiera le vamos a contestar futuros comunicados”.

Sin embargo, aclaró que esta campaña si nos ha hecho daño en Europa, por lo que en el mes de mayo iniciará una gira por el continente europeo “para aclarar que el problema se llama Colombia y el Presidente Uribe, él es quien tiene narcotráfico, guerrilla, paramilitares, cultivo de drogas. Nosotros no tenemos nada de eso, somos víctimas de los problemas que no puede controlar Uribe”, puntualizó el Presidente Correa.

Fuente Presidencia de la República

Hermano de Lucio Gutiérrez investiga presuntos vínculos entre Correa y las FARC

El diputado constituyente ecuatoriano Gilmar Gutiérrez, hermano del ex mandatario del vecino país Lucio Gutiérrez, comenzó este martes en Bogotá la recolección de pruebas que puedan existir sobre los supuestos nexos del presidente Rafael Correa con las Farc.

Gutiérrez, integrante como él del Partido Sociedad Patriótica (PSP), dijo que conseguirá en Bogotá toda la información que pueda hasta el próximo jueves, cuando emprenderá la misma tarea en Estados Unidos.
En caso de que los nexos con las Farc sean ciertos iniciará las “acciones penales correspondientes” y si no lo son, reclamará a quienes hicieron las acusaciones que se retracten, dijo.

“Venimos a buscar la verdad (…), es lo que queremos”, afirmó este integrante de la Asamblea Constituyente, que fue candidato presidencial en los comicios de 2006.

Gutiérrez advirtió que a su país le han hecho mucho daño las acusaciones vertidas sobre los presuntos nexos del gobierno con el grupo guerrillero a partir de la operación militar contra el miembro del secretariado de las Farc Raúl Reyes, el pasado primero de marzo en la frontera colombo ecuatoriana.

“Queremos recabar a ver si hay información adicional, revisar, hacer un estudio”, explicó Gutiérrez, quien indicó que su gestión en Bogotá incluye entrevistas por separado con el fiscal general, Mario Iguarán, y el ministro del Interior y de Justicia, Carlos Holguín.

En este contexto, destacó que “si la información es real, pues (hay que) determinar los responsables, determinar las autoridades ecuatorianas responsables, y nosotros mismos nos encargaremos de presentar las acciones penales correspondientes”.

En el caso de que “las acusaciones resulten falsas o no hay las pruebas suficientes”, Gutiérrez dijo que se pedirá a quienes las vertieron que “se retracten”.

“En nuestro país, por menos decir, hay mucha incertidumbre, hay mucha duda frente a estas acusaciones graves”, afirmó el constituyente, y observó que, además de afectar la hermandad histórica de los pueblos colombiano y ecuatoriano, ha creado una mala imagen de su país en la comunidad internacional.

Además, Correa utiliza la crisis diplomática con Colombia “para distraer la atención del pueblo” de Ecuador, cuyo “verdadero problema” es “una inestabilidad económica terrible”, concluyó Gutiérrez.

Fuente Elespectador.com


Latinos del mundo a unirse

Escuchando las amenazas de Chávez, sus amigos [como Correa], y sus amos en La Habana, Washington, y Moscú mediante mi ordenador, pensé muchas cosas. Hoy en el camino hacia el trabajo, [bajo la inspiración de la música de la Sinfonía Numero 9 de Beethoven y los Conciertos de Brandenburgo de Bach] dejare mi mensaje. Parece que los políticos como Chávez, sus amigos, y sus amos quieren utilizar la crisis con Colombia para ocultar el verdadero rostro de fracasos y totalitarios.

Nosotros los latinos no tenemos que aguantar los complejos de inferioridad disfrazado bajo la arrogancia, la falta de respeto, y el totalitarismo en ningún lugar del continente americano ni el mundo. Estoy refiriendo a Chávez, Castro, Bush, Ortega, Correa, y los otros gobernantes. Debemos tomar nuestro destino pues aquí en EEUU, nos quieren apretar la tuerca [incluyendo a los nacidos aquí].

Debes hacerte valer por ustedes mismo, pedir, y exigir una cultura de paz. Estamos hartos de las guerras, de los totalitarios, y de los que son fracasos. Debemos tirar por la ventana todos los portadores del odio, rencor, envidia, y hipocresía para reemplazarlos por una cultura de paz y armonía como es predicado, interpretado, y practicado por Maria Lourdes, Santana, Illapu, Mana, Julieta Venegas, Alondra, Juanes, y Shakira.

Si los Europeos con sus distintas culturas pueden hacerse las paces [con ciertas excepciones en Kosovo y Chipre],   ¿por que nos cuesta tanto trabajo tragar los falsos orgullos, tirar por la ventana a los malos de esta tierra, y dejar la autoflagelación?

Pido y reto a nuestro pueblo latino una cosa: “Diga No A La Demagogia, El Odio, y El Rencor”. Debemos seguir a Dios que es Universal y seguir el consejo del cantante y músico Santana [igual como Mana y Illapu] en la construcción de un mundo sin fronteras unidos en el amor.

Latinos del Mundo Únanse en Contra de la Miseria, Cobardía, Envidia, Odio, y Rencores. Tomado del Blog de Roberto Álvarez Gallososo

La muerte de Reyes y la penosa reacción de Chávez

Hace mucho tiempo que le presidente Chávez se quito la mascara que tenía montada y a dejado ver su verdadero yo y su verdadero talante moral….todo gracias a la FARC. Quizás lo único bueno que han logrado esta agrupación criminal es provocar en Chávez las reacciones que ha tenido y desenmascararlo ante el mundo, porque aquí en Venezuela ya sabemos quien es él.

El minuto de silencio que ha guardado hoy en su Aló presidente por la muerte del guerrillero ha sido una bofetada para todo el país, si tomamos en cuenta que en la cadena presidencial que realizo no hace mucho y justo después del accidente aéreo de Mérida, no guardo ningún minuto se silencio por las víctimas de dicho accidente y se acordó de tocar el tema; solo porque a los 43 minutos alguien le paso un papelito acordándole sobre la tragedia.

Tomado del Blog de Fernando Padrón