Human Rights Foundation condena la nueva clausura de RCTV y relanza su campaña por la libertad de prensa en Venezuela

NUEVA YORK (2 de febrero de 2010) – La Human Rights Foundation (HRF) condenó hoy las acciones del Gobierno de Venezuela que la semana pasada produjeron la clausura de la señal satelital y por cable de RCTV Internacional (RCTV-I), junto a la de otros cinco medios televisivos (TV Chile, Ritmo Son, Momentum, America TV y American Network), que no transmitieron un discurso del presidente Chávez. En respuesta a este nuevo ataque a la libertad de prensa, la HRF relanzó hoy su campaña RCTV Libre (www.RCTVLibre.com), con la finalidad de despertar la conciencia internacional en relación a la grave situación de la libertad de expresión en Venezuela.

“Este nuevo abuso a cargo del gobierno pone en evidencia el estado deplorable en que se encuentra la libertad de expresión en Venezuela”, dijo Thor Halvorssen, presidente de la HRF. “Aparentemente, ni siquiera los millones de venezolanos que hicieron el esfuerzo para continuar viendo a RCTV, incluso por cable, lograrán escapar al adoctrinamiento obligatorio impuesto por el presidente Chávez en todos los medios de comunicación”, remarcó Halvorssen, en referencia al retiro de la concesión para televisión abierta de RCTV producida en 2007, y a la obligación impuesta expresamente a los canales nacionales de Venezuela de trasmitir las apariciones oficiales del Presidente, a su entera discreción.

La Ley de Telecomunicaciones dictada durante su segundo año de gobierno, en el 2000, ya otorgaba “el derecho” al presidente Chávez de ordenar “directamente […] a los operadores que presten servicios de televisión por suscripción […] y a las empresas de radiodifusión sonora y televisión abierta, la transmisión gratuita de mensajes o alocuciones oficiales de la Presidencia o Vicepresidencia de la República o de los Ministros” (art. 192), además de la potestad del “Ejecutivo Nacional” de “suspender la transmisión de comunicaciones cursadas a través de los distintos medios de telecomunicaciones, […] cuando lo juzgue conveniente a los intereses de la Nación” (art. 209). Siguiendo esa línea, la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión (Ley Resorte) de 2004 estableció que “la orden de transmisión gratuita y obligatoria de mensajes o alocuciones oficiales” es una potestad del Estado, y que “podrá ser notificada válidamente […] mediante la sola difusión del mensaje o alocución a través de los servicios de radio o televisión administrados por el Ejecutivo Nacional” (art. 10).

Sin embargo, de acuerdo a un fallo de 2007 del Tribunal Supremo, estas leyes no aplicaban aún a los canales considerados internacionales ni a los canales nacionales de suscripción por cable y satelital o “servicios de producción nacional audiovisual”, porque este último término no había sido todavía definido. Recién el 22 de diciembre de 2009, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) —conformada por funcionarios que son designados y pueden ser destituidos a discreción por el presidente Chávez— definió el término y estableció que para no ser considerados “nacionales”, los canales de suscripción tenían que tener una “programación internacional” mayor al 70%, entre otros requisitos. Según sus directivos, RCTV-I a partir de esa fecha adaptó su programación para cumplir con la directiva gubernamental. No obstante, el 21 de enero de 2010 CONATEL declaró a RCTV-I, junto a otros 122 canales, como nacionales, y declaró que quedaban obligados a “cumplir la ley”. La decisión de sacar del aire a RCTV-I junto a otros cinco canales que no transmitieron el discurso del presidente Chávez de 23 de enero, fue anunciada públicamente el mismo día por Diosdado Cabello, Ministro de Estado y Director General de CONATEL, y fue ejecutada por las empresas prestadoras del servicio de TV por cable y satelital a las cero horas del 24 de enero, bajo amenaza de sufrir acciones legales. El mismo día domingo, el presidente Chávez felicitó públicamente a Cabello: “El que se niegue a cumplir la ley, eso es lo que hay que hacer. […] ¡Gracias ministro, gracias CONATEL!”

De acuerdo al comunicado conjunto de condena emitido por la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la OEA y el Comisionado para los Asuntos de Venezuela de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el ministro Cabello había advertido que “si las empresas operadoras no sacaban del aire a los canales de cable que a su juicio estaban incumpliendo la Ley, ‘ser[ía]n ellos y no los canales los que ser[ía]n sometidos a un procedimiento administrativo’”.

Otras organizaciones de derechos humanos que se han pronunciado en contra de esta nueva ola de cierre de canales de televisión a cargo del gobierno venezolano incluyen al Comité para la Protección de los Periodistas, Reporteros sin Fronteras y a la Sociedad Interamericana de la Prensa. Desde el año 2007, el gobierno de Venezuela ha negado el pedido de la CIDH de ingresar al país a evaluar la situación de los derechos humanos. De acuerdo al índice sobre la libertad de expresión en el mundo que elabora Freedom House anualmente, Venezuela y Cuba son actualmente los únicos dos países del continente con una calificación de “no libres”.

La HRF lanzó la campaña y el sitio web RCTVLibre por primera vez el 7 de mayo de 2007, semanas antes del cierre de RCTV como canal de televisión abierta. Hoy, en ocasión del retiro de la señal por cable de RCTV Internacional, la HRF ha actualizado el sitio web y relanzado esta campaña, con la finalidad de despertar la conciencia internacional en relación a la grave situación de la libertad de expresión en Venezuela. El sitio web RCTVLibre contiene material informativo que incluye informes, noticias, fotos, e incluso videos del presidente Hugo Chávez explicando sus razones y las del gobierno en general para el cierre de RCTV.

La HRF es una organización internacional, apolítica, dedicada a defender los derechos humanos en el continente americano. La Fundación centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión, de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de la HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. La HRF no justifica ni aboga por la violencia. El Consejo Internacional de la HRF está constituido por individuos que fueron presos de conciencia como Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav Havel, Mutabar Tadjibaeva, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel, y Harry Wu.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s