La intolerancia del Presidencia Correa

En adelante debemos tener cuidado de hacer cualquier gesto bueno o malo al Presidente de la República, porque mirando lo que pasó el miércoles 27 de enero, en la ciudad de Machala, ya no me asusta sino que me da mucha gracia.

Digo que ya no me asusta, porque perdí la cuenta, sobre la intolerancia del Presidente en las calles, y por eso debemos tener cuidado de referirnos al Presidente, a no ser que sea para adular o felicitar, porque él solo está acostumbrado, aunque pagado pero que le aplaudan, por ejemplo: en las sabatinas solo recibe aplausos, prohibido que alguien vaya con pancartas que diga “ya no le creo”, “o me cae mal”, eso pasa solo cuando son errores de seguridad. Imagínense que un día vi que la gente aplaudía hasta por los horarios que daba para los cortes de luz. Por eso el Presidente cuando sale a la calle piensa que le están esperando gente seleccionada para aplaudir.

Lo digo como una mujer pública y política: Cuando un político sale a la calle debemos esperar del público dos reacciones: de aprecio o desprecio. Es fácil entonces para nosotros ser receptivos con el sentir de la gente. La gente que aprecia se para, da la mano, felicita, dice que bueno siga adelante estamos con Usted, pide el número de teléfono, hacen quejas, se toman una foto; en cambio, la otra gente puede a veces no expresar nada, pero van codeando, te hacen gesto, muecas o señas de odio, incluso entre dientes pero insultan, y otros insultan sin mirar a la cara y pasan. En fin, personalmente he aprendido a convivir con ésta realidad, y los políticos no podemos apunte de cárcel, patadas y maltratos, o infundir terror o miedo, abusando de nuestro poder por ser autoridades electas, obligar que todos nos aplaudan y nos veneren en las calles.

Entiendo que la situación del Presidente es mucho más complicado que una Asambleísta en las calles, por eso es aceptable que tenga seguridad, “pero no armados  hasta los dientes”, dos, tres gentes que le cuide está bien. Pero mirando las escenas de Machala, es para reírse, pensar que la seguridad quedó corto para un pobre señor que dicen que hizo alguna seña o lanzo algún grito en contra, salió el propio Presidente corriendo a buscarlo. Me hubiera gustado ver el otro escenario, ósea, que no sea el policía el que lo maltrate, lo lleve en el carro policial aplastado como a un criminal peligrosísimo, hubiera querido ver si le agarraba el propio Presidente Correa ¿qué hacía?, no creo que solo hubiera dicho “majadero” o “idiota”, no se tal vez me viene a la mente puñetes y patadas, y claro después de dos días “hubiera pedido disculpas”,  como que eso borrará con la terrible cosa que hizo pasar al ciudadano Machalense, o al Lojano, al Ambateño, al migrante ecuatoriano en España, al político de Vinces, etc. El maltrato y la intolerancia del Presidente en las Calles “ya es contra todos”.

Reitero, el Presidente si necesita seguridad porque no todos están de acuerdo con su forma demagógica de hacer gobierno, pero últimamente comienzo a ver muchas autoridades que quizá si pasan por el mercado nadie le conoce, ni corren peligro pero andan acompañados de personal de seguridad y eso implica plata del Estado. Los asambleístas a pesar de ser autoridades de representación nacional, no tenemos la misma condición que un Ministro por ejemplo, le dan carros, seguridad y personal de acompañamiento privado. Nosotros podemos morir como “ashkitus” no tenemos seguridad ni carro de Estado, nos maten o no les da igual, andamos a pie, en taxi, o como sea. Por eso, a excepción de los Asambleísta, ahora todos se creen Presidentes. Un día entraba a Radio Sonorama, había gente en toda la grada y afuera en la calle, me puse atenta porque pensé encontrarme con el mismísimo Presidente Correa, y en las gradas me tope con un señor ya de edad, me parece que el si me conocía me dijo “Dra. Tibán como esta” me dio la mano y paso, imagínense Yo no le conocía ni quién era y no sé si en las calles le conocerán, le pregunto a Wilson ¿Quién era el Sr. que bajó o a cuantos entrevisto? Me dice era tal Sr. (…), yo me rio a carcajadas y digo algunos creo que andan con seguridad por lámparas y para no pasar desapercibido y hacerse notar que es autoridad, quien les iba hacer daño a él. Pero eso no es todo, yo no sé a qué punto estamos llegando. El lunes pasado fui a visitar a una tía política en el Hospital Eugenio Espejo. La primera situación que no me esperaba, porque dicen que la “salud ya es gratis y de todos”, era que por más de una hora los familiares de los enfermos me rodearon para quejarse y me suplicaban a gritos que le diga a “Correa”: dónde está la medicina gratis, todo se compra afuera, los exámenes hacemos afuera, no hay camas para operaciones, no hay médicos tratantes, querían que yo vea el área de emergencia y me llevan del brazo que vea en que desastre estaba la atención de salud,  en fin. Le digo porque no van a las sabatinas y digan eso al Presi.. y me dicen “que va ahí solo entran gente pagada y alcahuetes del gobierno, Sra. Tibán, Usted si es bien parada y pedimos que haga algo por nosotros…”

Les dije que pasaré sus quejas a las autoridades pertinentes, y ya cuando quería abandonar el hospital, se me cruzó un grupo de gente con terno y corbatas, nada común en el Hospital, ósea sin mandiles blancos. Un señor se me acercó y me dijo “Dra. Qué pasa aquí, me comentaron que hay algún problema y vengo en su busca soy el Director del Hospital”. Me sorprendí, y le dije no pasa nada, solo que durante todo el día a mi tía no le visitó el tratante y durante todo el día habían esperado para tomar una muestra de cultivo y que había una queja general de la mala atención… el Dr. Se tomo la molestia de conversar cama por cama y creo que en algo hizo calmar a la gente. Yo pensé que todo el grupo de enternados eran médicos del Hospital, pero luego de la conversación el Director me dijo que estaba consciente que debe insistir y seguir luchando para mejorar la actitud de la gente que trabaja aquí “para que vea Dra. Tengo que caminar aquí adentro del hospital con personal de seguridad…”. Entonces comienzo a pensar que está pasando ¿todas las autoridades de Alianza País andan en peligro de que lo garroteen o falten el respeto? o qué mismo está pasando…mejor le dije a mi esposo vamos porque estamos sin seguridad….

Con estos antecedes presidenciales y de seguridad, les comento una anécdota que me pasó una semana antes del incidente con el ciudadano de Machala, y que tal vez Yo estaría en la misma situación y siendo llevada como una criminal a la cárcel…

Resulta que el miércoles anterior, estuve en Quito, en la 6 de diciembre y Wilson, tratando de tomar un taxi porque ya me atrasaba a la Comisión de Comunicación. Ningún taxi paraba, en eso aparase unas motos, carros y todo un escándalo que es muestra que viene alguien “importante”. Avanzamos a mirar unos carros no de los comunes del Presidente, los mercedes o las meches, nos sé como se llaman esos carros negros,  sino unos NISSAN PATROL DE COLOR CAFE, y un compañero que estaba conmigo me dice “ahí viene el Corcho”, y sin pensar dos veces con la seriedad del caso le jalo dedo a los dos primeros carros porque estaba segura que si era el Presidente “Corcho” si me llevaba, cuando en cuestión de segundos solo pude identificar que alzando el dedo pulgar derecho me regalo una sonrisa y no era el “Corcho”, sino el Presidente Correa, creo que él no me identificó pronto y me saludo, y por suerte no se enojo, me regalo una sonrisa y Yo inmediatamente le grite “Presidenteee”, bajó la mano y me regresó a ver y se fue riendo..”.

No pensé escribir esta anécdota, pero una semana después, el miércoles 27 de enero, veo lo de Machala y pienso: gracias a Dios, creo que estaba de buen genio, porque podía pensar que estaba bajándole el dedo y burlándome y podía seguirme a pegar o mandar a perseguir con la policía, y lo único que me viene a la mente es que en mi condición de embarazada no hubiera podido correr, sino solo meterme en la cocina o en el baño del Rico Pollo Texano….

Lourdes Tibán Guala
ASAMBLEISTA DEL ESTADO PLURINACIONAL DEL ECUADOR

SEGUNDA VOCAL DEL CONSEJO DE ADMINISTRACION LEGISLATIVA

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s