Correa mentiroso

Autor Gustavo Ramírez

Este fue el estribillo con el que en coro respondían los empleados de TC televisión a los gritos del iracundo Bravo cuando irrumpió en el canal para incautarlo. Pocos días antes Correa había negado rotundamente los rumores y sugerido que era una patraña de la oposición.

Uno de los vicios ecuatorianos es la poca consistencia que entre nosotros tiene la verdad, la fragilidad de la palabra y el reacomodo constante de las versiones. Eso ya lo he expuesto y analizado algunas veces. Tal vez sea porque la Santa Madre Iglesia no categoriza a la mentira como uno de los 7 pecados capitales que los ecuatorianos reciben la mentira con un margen muy amplio de tolerancia, incluso a veces con sonrisas, como si de una muestra de astucia se tratase. En Estados Unidos un presidente (Nixon) fue obligado a renunciar por haberle mentido al país y las leyendas nacionales gringas más preciadas suelen reforzar la veracidad. Si aquí fuera así tendríamos que abolir la institución presidencial y sus mandos subalternos. Pero es justo reconocer que en esto el gobierno actual rompe todos los records.

No vamos a insistir en la larga lista de acomodos, distorsiones, incongruencias y ruedas de molino que la mayor parte del periodismo de opinión ha destacado desde hace año y medio y que en estos días hasta el hombre común comenta: la “cínica mentira del presidente”, como una pobladora del suburbio oeste de Guayaquil, vendedora de chucherías, calificó a la incursión tipo comando en los medios de comunicación del grupo Isaías, precedida por la aclaración categórica y el desmentido soberbio del gobernador del Guayas y el presidente de la república, quienes un par de días antes, desfachatadamente lo negaron.

No nos asombra el engaño, la tortuosidad de la palabra, los insultos como recurso pedagógico y de oratoria y la hipocresía como permanente máscara de presentación. Pero lo que sí es digno de investigación, de análisis sociológico y de estudios psicosociales es la grave patología social que nos afecta a todos los ecuatorianos, que nos hace admitir sin cuestionamientos, asimilar y deglutir sin nauseas, tamañas desvergüenzas. Algo pasa con nuestro pueblo que aunque digan los políticos que el pueblo es intuitivo e inteligente, por los hechos se demuestra lo contrario.

Nos parece normal y no motivo de vergüenza, ni siquiera de preocupación, que debiendo haber tenido alrededor de 44 presidentes en estos 178 años de vida republicana, hayamos tenido 56 constitucionales, sin contar la innumerable cantidad de dictadores, triunviratos, jefes supremos y advenedizos de toda especie. Cómo se explica que nuestros padres y abuelos hayan elegido 5 veces a un excepcional discursero, para sacarlo al día siguiente del poder, en cuatro ocasiones. Cómo es que se elige hoy a los que se sabe que ni siquiera mañana, sino ya mismo, serán los verdugos, hambreadores y mata esperanzas de aquellos que los eligieron. Por qué para los ecuatorianos cuentan solo las palabras, más las floridas y aderezadas de teatralidad y emocionalidad desbordante, aunque sea obvio que son solo mentiras. Pareciera ser que nuestro pueblo tiene mínima capacidad de duda y reflexión frente a los hechos, y máximo de credibilidad ante las promesas. En otras palabras, cuando le cantan la canción solo escucha y se emociona por la letra sin capacidad de escuchar la melodía, que pasa por secundaria y por simple acompañamiento.

Casos como estos no son únicos en la historia. Es lo que pasó con Hitler y Mussolini, no solo aclamados, sino escogidos y ratificados por su propio pueblo. Más cerca a nosotros, son los grandes errores de Argentina, Chile y Perú. El precio es siempre demasiado alto y la historia lo registra. Sin embargo, los pueblos adquieren también la capacidad de aprender de sus errores y de rectificar. Chile asimiló muy bien la lección de adonde llevan las aventuras ideológicas que no se visten de pragmatismo, por lo que exigió redefiniciones acordes a los tiempos a su izquierda política. Perú aprendió que las maravillas disfrazadas de promesas llevan al empobrecimiento extremo y al desangre, por eso rechazó el tenebroso discurso de Humala y prefirió a un Alan García penitente y regenerado.

¿Habremos de aprender nosotros algún día lo que los niños de 8 o 9 años ya empiezan a integrar? Esto es, detectar signos no-verbales de mentiras en los interlocutores y a confrontar las versiones escuchadas con la experiencia, para según ese examen determinar las decisiones.

Fuente Desde mi Trinchera

3 thoughts on “Correa mentiroso

  1. Totalmente de acuerdo; dejando a un lado la legalidad o ilegalidad de la medida, eso le corresponde a la justicia; las verdaderas motivaciones del hecho, eso le corresponderá a la historia.

    También me pareció increíble la desvergüenza de decir que no iban a incautar; y dos días después, ahí les va la medida.

    Y para utilizar la frase, que la disfrutamos tanto los ecuatorianos, que el Sr. Presidente “no se baje de la camioneta”; cuando el gerente de la AGD dice, es que cuando el Sr. Presidente realizó esas declaraciones no conocía la medida. POR FAVOR hasta cuando nos ven la cara!!!

    Si la justicia está de mi lado y mis razones son transparentes, no tendría el menor temor de decir, Sí señores yo lo sabía y que???

    Como escribió hace unos días en diario El Universo
    “Por mí, que se destrocen a golpes, pero que no nos digan que se sacrifican por nosotros. Los unos defienden su bolsillo gordo, gordo; los otros, se aseguran de perennizarse en el poder. Lo malo es que, como antes, será el pueblo el que pague la entrada a un espectáculo donde él será el gran perdedor”
    Emilio Palacio
    Pelea entre blancos

    Ahora ya vemos los resultados, medidos en encuestas; la popularidad del Presidente ha subido solo por la medida. Y el SI le gana al NO, no porque el SI se este fortaleciendo; sino que hay un porcentaje de la población que estaba por el NO, que ahora esta indecisa.

    Y recordando los tan famosos yates de los Sr. Isaías. Por favor, no tengamos amnesia de todo lo que nos hacen; y nunca más, dejemos que un aventurero de la política dirija nuestros destinos

  2. Correa es el hombre más cínico que he podido concocer en los años que tengo de vida. Decir que no conocía lo que iba a suceder con los Isaias. Pero si él lo ordenó!. Este improvisado aventurero, no midió las consecuencias de sus actos. solo lo hizo con miras a la consulta por el referendum. Pero parece ser que esto es un bumeran para este improvisado. Porque si bien es cierto que la gente apruebe que se le cobre a los banqueros, el sí no subió como calcularon, simplemente, porque esa constitucion esta hecha con el higado de correa. y en consecuencia, la gente analiza y sigue inclinandose por el no. Se dice que tiene una serie de estrategias para levantar el sí. Cuidado pueblo ecuatoriano, este tipo de personalidades no se detienen ante nada para conseguir su objetivo. No confirmen lo que cree correa, porque el piensa que somos imbéciles. Y cada que habla insulta a la inteligencia de todo el pueblo ecuatoriano.

  3. USTED TANTO COMO ..YO… TENEMOS DERECHO A OPINAR DE TODOS LOS ASUNTOS DE NUESTRO ENTORNO Y SOBRE TODO LO QUE ESTA SUCEDIENDO EN NUESTRO PAIS EN ESTOS DIAS SEA DE LO QUE SEA ES NUSTRO DERECHO A OPINAR…. AHORA PORQUE EL ADMINISTRADOR ENRIQUE AROSEMENA PROHIBE EMITIR OPINIONES A LOS PERIODISTAS DE TC…TELEVISION…..CN3 VEAN ESTE VIDEO DE YUOTUBE….. SE DARAN CUENTA DE LO QUE NO VIENE SI GANA EL…… SI!!!!!!!!!! ……….

    http://www.eluniverso.com/2008/07/17/0001/21/C6FCCD355EB74502BE9E50FAD84B3C39.html

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s