Ingrid Betancourt: De espanto y brinco

Autora Yves Girard

Desde el día en que vi por primera vez el video de una Ingrid Betancourt, mujer siempre reconocida como valerosa y dinámica, no pude evitar un sentimiento de duda irreprensible frente a un escenario, montado sin gran habilidad, enseñándonos una mujer postrada cuyo único movimiento a lo largo del video fue un único abrir y cerrar de párpados.

La posición estudiada, la larga cabellera y la imagen de Madonna, que de manera ostensible se dio a la escena, eran tan exageradas que finalmente — “quien quiere probar demasiado no prueba nada”– quedé convencido de que me querrían imponer una visión determinada.

La conclusión no era difícil, tan burda era la presentación, pero le faltaba un elemento esencial: el motivo.

La publicación, en Francia, del libro-bomba sobre Ingrid Betancourt acaba de aportar, por lo menos, un escenario posible para este cuento fantástico que solo ahora empieza a desarrollarse y que, delo por seguro, nos reserva muchas sorpresas para los próximos meses.

Último vídeo de Ingrid



Vamos a dejarnos de hipocresías y, considerando que estamos en el siglo 21 y que la pudibundez ya no tiene vigencia, vamos a definir un hecho evidente:

Según nos cuenta el autor, las hermanas Betancourt, Ingrid y Astrid, tuvieron siempre una vida sexual bastante animada. Estudiantes en Francia, ambas tuvieron como amante a Dominique de Villepin [pinche el nombre para conocer más detalles], el futuro primer ministro de Chirac.

De Villepin podía posicionarse favorablemente con ambas jóvenes por cuanto era ex alumno del Colegio Francia en Caracas, donde fueron educados mis hijos en la misma época. No hay duda que su dominio del español, junto con un indiscutible atractivo personal, lo ayudó mucho a conquistar a estas estudiantes un poco perdidas en suelo extranjero.

Luego, el ex-embajador francés en Bogotá, Daniel Parfait, abandonó a su esposa Nicole, y comenzó a vivir una aventura sentimental con Astrid Betancourt.

Cuando llegó a Colombia, Parfait se encontraba en el final de su carrera diplomática. El secuestro de Ingrid Betancourt le cayó como un regalo del cielo y él lo transformó en una coraza política haciéndose ardiente defensor de la candidata, hecho que lo preservaba de cualquiera medida administrativa que hubiera podido interpretarse como una desaprobación del gobierno francés.

Actualmente, como jefe de la Dirección de América Latina, Parfait es uno de los funcionarios más importante de la cancillería francesa.

En su libro, Thomet denuncia los esfuerzos desproporcionados que realizó Francia para obtener la liberación de Ingrid, que no es francesa de origen sino que obtuvo la nacionalidad francesa gracias a su primer matrimonio con el ex diplomático Fabrice Delloye.

Propuesta de negociación de las FARC


Hasta ahora, me limité a copiar los argumentos de Thomet, el autor del libro que apareció en Francia en 2006 sin haber causado aparentemente el menor revuelo. Tampoco lo leí y, acabo de encargarlo ya que no se encuentra a disposición.

Solo me voy a referir al el final del libro donde se dice que, en realidad, Ingrid Betancourt no desea recuperar la libertad porque al parecer tuvo un hijo con el ideólogo de las FARC, Alfonso Cano, considerado como probable sucesor del líder guerrillero “Tirofijo”. (Quien a la postre no de llama “Manuel Marulamda” sino que su nombre real es PEDRO ANTONIO MARIN ARIAS.)

Este último punto corresponde muy exactamente a la ‘sensación’ que tuve siempre, o sea que el síndrome de Estocolmo había operado en este caso como en la casi totalidad de ejemplos de relaciones largas entre secuestradores y secuestrados, siempre más evidente cuando se trata de personas de sexos opuestos.

Clara Rojas con su hijo Emmanuel en casa


Estamos en la inhóspita selva colombiana, Alfonso Cano, la mano derecha de Tirofijo, no puede ser indiferente a la personalidad de Ingrid, a su belleza personal y, más que todo, a su importancia política como ex candidata presidencial.

No hay la menor duda de que si Ingrid regresara hoy en Colombia, en las próximas elecciones sería elegida sin tropiezo. Cano sabe que su oportunidad no tardará en venir ya que el viejo Tirofijo, después de 40 años de clandestinidad, está a punto de desaparecer.

¡¡¡Un escenario para dar vértigo!!!

Ingrid sale de su cautiverio para transformarse en abogada de la re-inserción de las FARC en el contexto político colombiano. Todos los indicadores están en verde. Es posible imaginar toda clase de desarrollos, todo es posible, todas las esperanzas están al alcance de la mano…

Una sola condición: Que Tirofijo no esté demasiado arraigado a la vida para permitir el feliz desenlace capaz de contentar a todo el mundo. Los guerrilleros que empiezan a anhelar una vida más apacible. Los colombianos, cansados de una guerra perpetua que arrancó parte de su territorio al país. Las familias de los rehenes de ambos lados.

Y, naturalmente, de los propios rehenes. De la ‘consciencia’ internacional, este fantasma omnipresente y que no representa nada. De Sarkozy, que se concentró sobre la suerte de Ingrid Betancourt, francesa de adopción, y que se olvidó de Aida Duvalier, francesa de pura cepa, secuestrada en 2001 y por quien no se hizo mayor intento de liberación…

¿Todo el mundo contento?

Todos, menos uno, Hugo Chávez, quien perdería su escudo de guardia pretoriana para enfrentarse al pueblo venezolano alzado con la sola ayuda de su milicia cubana… Y vaya a confiar en unos pretorianos que no piensan sino en una sola cosa: la oportunidad para fugarse a un país acogedor…

Senadora Piedad Córdoba y Yolanda Pulecio, madre de Ingrid


Porque, al adquirir respetabilidad, las FARC dejarían de apoyar a un payaso como él; necesitan paz y paz y paz para compensar tantos años de miseria entre selva, mosquitos, arañas, monas y bombardeos y, para ello, sacrificarían alegremente al comunismo del siglo 21, que nunca tuvo ni la sombra de una aceptación entre ellos.

Los próximos meses prometen ser muy animados…

Fuente El Abicú Liberal

4 thoughts on “Ingrid Betancourt: De espanto y brinco

  1. Una vez liberada Ingrid Betancourt por la guerrilla, no importe los medios que se utilicen, siempre y cuando sean seguros para su vida. Doy por seguro que estaremos al frente de la futura Presidenta de Colombia.

  2. Sra. Ingrid Betancourt creo que es hora de liderar los cambios en su País, solo tenga fe que lograra realizar todos los cambios que su pueblo por muchas décadas espera en forma definitiva.

    El mundo está cambiando y su pueblo no quiere estar al margen, estoy seguro que lo que Usted sabe le servirá para actuar con inteligencia.

    Le deseo todo lo mejor que necesite tener.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s