Urgente se necesita oposición

Autora Ivonne Guzmán

Que el presidente Rafael Correa gobierne este país por al menos diez años no será mérito de él ni tampoco de sus serviciales acólitos, aunque redacten mandatos que así lo hagan parecer… No señores, el mérito será en exclusiva de la inexistente oposición. Si Correa gana una y otra vez, es porque no hay nadie que le haga sombra.

De hecho, ni hacía falta que Alianza País deje amarrando la balsa, al decretar que la aplicación de la reelección inmediata del Presidente no tendrá efecto retroactivo.

El camino para Correa estaba allanado hace tiempo, gracias a una falta de liderazgo endémica, que hemos cultivado perversa, suicida y efectivamente.

Y si no estoy en lo correcto, que tire la primera piedra aquel al que se le venga a la cabeza, en tres segundos, el nombre de un opositor que realmente merezca tal denominación. Uno… dos… tres… Ya vieron, la escasez de líderes políticos es pavorosa.

Los que se hayan quedado con ganas de apedrearme, de inmediato culparán y apedrearán a la decrépita partidocracia. Claro, esa es la parte más obvia del cuento mis estimados ‘lanzapiedras’. La otra, que no querrán escuchar es aquella que nos toca: que aquí no haya una oposición respetable es culpa de todos nosotros. A veces por miedo o falta de medios, casi siempre por comodidad, pero más que nada por indiferencia.

Pero la salud de cualquier democracia es incapaz de salir indemne de un proceso sostenido de unilateralismo. No lo digo yo ni algún malvado teórico al servicio del imperialismo, lo dice un señor que nació en el Reino de Bhutan, país que hace un mes y medio fue a elecciones, en su primer intento por convertirse en una democracia.

Al conocer que 44 de los 47 escaños del naciente Parlamento habían sido ganados por un solo partido, el comentario de Karma Ura, director del Centro de Estudios de Bhutan, fue: “Estos resultados han quitado el piso al proceso; el funcionamiento de una verdadera democracia requiere de una oposición de calidad. No sabemos qué pasará, porque estas no son las condiciones para una democracia” (obvio, no diré ni pío de la Asamblea y sus 80 escaños oficialistas, porque las pedradas duelen).

Para ir terminando, reconozcamos que nuestra pereza cívica se ha transformado en indolencia política. Reconozcamos también que al Ecuador del siglo XXI le hace falta una oposición, una seria, no esa oposición ‘de coctel’, de la que habló Manuel Ignacio Gómez Lecaro, la semana pasada en El Universo.

Las vacantes están abiertas; pero no por estar en contra del Presidente, sino para salvar la posibilidad de que Ecuador siga siendo una democracia. Por eso, de urgencia se necesita Oposición. Y a quienes leen estas líneas, por favor pongan bocas. Requisitos: madurez emocional y política; capacidad de análisis ‘largoplacista’; certificado de no ser portador de megalomanía; honradez a prueba de hombres del maletín; no hay límites de género, credo, raza, profesión o edad.

Fuente El Comercio.com

5 thoughts on “Urgente se necesita oposición

  1. Cuando un gobierno no tiene oposicion es porque el pueblo aun confia en el, y porque los politicos actuales no tienen fundamentos basados en derecho para estar en contra de el.

    Presidentes en paises del primer mundo han durado de 12 a 15 años y no por estar en una dictadura, sino porque es el mismo pueblo que se siente a gusto con el y lo vuelve a reelegir. Lo importate es que cuando hay democracia se puede decir todo (pero sin ofensas) sin importar su ideologia politica, raza, sexo o condicion social. Ademas de no tener que rendir cuentas a nadie.

  2. Aun en la época en que Chávez era como un dios para el pueblo venezolano había oposición.

    Y si esta se calla no es precisamente porque estemos de acuerdo con el mal manejo del gobierno. Es por intimidación, mi estimado Francisco. Lamentablemente el gobierno de Rafael Correa lo está haciendo y cada vez mas de frente. O usted no ve intimidación en las palabras que emitió por cadena radial a los representantes de los movimientos indígenas.??

  3. Con todo respeto le comentaria lo siguiente; cuando digo pueblo, me refiero a gente que trabaja humildemente o sea la clase baja, la que se busca la vida en un trabajo que le pagan menos de 200 dolares, que compra en un mercado popular buscando lo mas barato para poder vivir, que utiliza bus colectivo, que estudia en Instituciones del estado, que trabajan de comerciantes informales porque no encuentran trabajo fijo, ect. a esas personas como yo, me refiero cuando hablo de pueblo. Todos tenemos diferentes maneras de enfocar las cosas y respeto todos los criterios asi no sean iguales a los mios, porque me siento que estoy viviendo en democracia.

    Si alguien tiene algo en contra del gobierno debe decircelo directamente y con fundamento. Pero no soporto a las personas que se valen de gente ingenua para manifestarse, luego la que paga los platos rotos son los ingenuos que se dejaron manipular y no los mentalizadores de las manifestaciones.

    Atte,

  4. Si alguien tiene algo en contra del gobierno debe decircelo directamente y con fundamento

    Lo que pasa es que en gobiernpos como el de Ecuador o Venezuela, cuando alguien habla directamente y con fundamentos sobre las mediocridades de dichos gobiernos, es tacado, difamado e insultado por los que estan en el poder.

    Y se quedarìa loco como en Venezuela por ejemplo esa gente que ud llama pueblo no apoya a Chávez y como muchos de ellos y debido a distintos metodos de intimidación, se hacen pasar por chavistas para recoger las migajas que el gobierno les suelta, sobre todo ahora que vienen elecciones y Chávez esta sacando dinero a la calle de manera grosera.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s