El acoso a Guayaquil

El acoso a Guayaquil

Por Felipe Burbano de Lara

La movilización gubernamental del sábado último en Guayaquil recordó las contramarchas organizadas por Lucio Gutiérrez para enfrentar a la oposición quiteña. Fue el mayor error que cometió el coronel en un momento de gran debilidad política. Rafael Correa no es Gutiérrez, por supuesto, y el escenario político es muy distinto, pero ha tenido un gesto político muy parecido al de su antecesor: movilizar simpatizantes de todas las provincias para demostrar a Jaime Nebot y a quienes creen en el alcalde y en su proyecto dónde está la fuerza política.

Alianza País ha movilizado al resto de provincias para sitiar un espacio político que se le vuelve adverso (sitiarlo y asfixiarlo al mismo tiempo). Correa funciona con la lógica de una aplanadora: no resiste que alguien se le oponga, menos todavía acepta convivir políticamente con quienes mantiene desacuerdos, mucho menos le interesa el diálogo. El gesto político del sábado fue un acto audaz, desafiante, si se tiene en cuenta el gran respaldo a Nebot en Guayaquil, el fuerte sentimiento de autonomía de la ciudad y esa identidad guayaquileña levantada en forma simultánea a la modernización de los últimos años. Correa ha movilizado un proyecto nacional para contrarrestar el localismo guayaquileño, un proyecto estatal frente a las autonomías defendidas por las elites y la misma población. Seguramente en su cabeza está la idea de que la autonomía guayaquileña, expresada en el modelo de gestión municipal, atenta contra la soberanía del Estado que él defiende e intenta reconstruir a toda costa. Para una mentalidad nacional, estatal y moderna, como la de Correa y su equipo de Gobierno, la autonomía de Guayaquil no es sino la estrategia política de la vieja oligarquía para extraer recursos al Estado, no rendir cuentas y llevar adelante una gestión privatizada de la administración municipal, cuya máxima expresión serían las fundaciones. Alianza País representa la emergencia de un movimiento que cree tener hoy la fuerza suficiente como para cuestionar la hegemonía política de las elites guayaquileñas sobre la ciudad y el municipio. Pero ha lanzado el desafío, y aquí está la audacia del último gesto, desde un proyecto nacional que subordina a Guayaquil a un principio de organización estatal de la política, desde el cual se pone en duda la idea misma de autonomía. La ventaja de Correa, sin embargo, es que el discurso de las elites sobre las inclinaciones centralistas del presidente no le afecta tanto por ser también él un guayaquileño. Correa lo sabe y por eso asegura que es un absurdo afirmar que odia a Guayaquil. No odia a la ciudad, por supuesto, pero sí detesta a sus elites y al modelo de gestión que han consolidado en 16 años. La marcha del miércoles será la respuesta desde la autonomía guayaquileña a un modelo nacionalista y estatista que representa Alianza País, y que encuentra en Guayaquil un núcleo importante de resistencia. Guayaquil es una buena demostración de que no todo pasado inmediato puede ser descalificado y arrasado bajo la idea de que forma parte de la larga noche neoliberal. Allí hay unos éxitos qué mostrar y preservar frente a una aplanadora política que lo quiere asfixiar y controlar todo.

Fuente Hoy online

4 thoughts on “El acoso a Guayaquil

  1. “Rafael Correa no es Gutiérrez, por supuesto, y el escenario político es muy distinto”
    Gutiérez nunca tuvo el respaldo que tiene correa, Correa no tiene la oposición popular que tuvo gutiérrez. Las contramarchas eran de gente pagada, no de gente que cree en la revolución ciudadana.

    “para demostrar a Jaime Nebot y a quienes creen en el alcalde y en su proyecto dónde está la fuerza política”
    En realidad, fue para celebrar el primer año de la revolución ciudadana. Probablemente, el próximo año celebraremos en otra ciudad

    “para sitiar un espacio político que se le vuelve adverso ”
    Tan adverso que en cada elección Alianza PAÍS ha tenido una votación mayor mientras decrece la votación de la partidocracia (recordar resultados de las elecciones)

    “menos todavía acepta convivir políticamente con quienes mantiene desacuerdos”
    ¿como el alcalde de Quito con quien no está de acuerdo en lo del aeropuerto?

    “mucho menos le interesa el diálogo”
    no le interesa dialogar con gente que no representa a nadie. Dialoga bastante con gente de base, y con los que tradicionalmente han sido ignorados

    “El gesto político del sábado fue un acto audaz, desafiante, si se tiene en cuenta el gran respaldo a Nebot en Guayaquil”
    nebot no es el sol. El acto se lo hizo en guayaquil porque era más fácil hacerlo allá y punto. Si hay sufridores que se ofendieron por la gran aceptación de Correa, ese es otro asunto.

    “esa identidad guayaquileña levantada en forma simultánea a la modernización de los últimos años”
    ¿cuál identidad? ¿el borreguismo?¿el hecho de no poder ni siquiera elegir el color de la casa, o no poder estar libremente en un parque?¿o el tener que correr o morir cuando llegan los robaburros?

    “la autonomía de Guayaquil no es sino la estrategia política de la vieja oligarquía para extraer recursos al Estado, no rendir cuentas y llevar adelante una gestión privatizada de la administración municipal, cuya máxima expresión serían las fundaciones”
    qué bueno que no sea eso, y que no se hayan beneficiado tantos pelucones ligados al alcalde.

    ” cree tener hoy la fuerza suficiente como para cuestionar la hegemonía política de las elites guayaquileñas sobre la ciudad y el municipio”
    las élites guayacas no tienen ninguna hegemonía. los resultados en las últimas elecciones han sido claros. La gente votó a favor de país y contra los intereses que defendían esas élites que son más unos cadáveres insepultos

    “se pone en duda la idea misma de autonomía”
    lo que se pone en duda es el cacicazgo que por tanto tiempo ha estado hundiendo a los guayaquileños marginados

    “pero sí detesta a sus elites y al modelo de gestión que han consolidado en 16 años”
    y que en 16 años, nunca pudo solucionar el problema de la basura, el agua, el alcantarillado, etc

    me parece más bien que nebot, al quedarse sin psc, está tratando de resurgir por su cuenta (no quiere tener un partido venido a menos en claidad de lastre), y para eso está tratando de polarizar a la ciudadanía. su base es la gente que trabaja para él, quienes se han beneficiado directa o indirectamente de los contratos, y los noveleros que no dijeron ni pío cuando la prepotencia municipal llegó a torturas y hasta muerte de vendedores informales.

    Guayaquil no ha dejado de recibir el dinero que le tocaba. La diferencia es que antes sacaban ese dinero de nuestra planilla telefónica, y ahora saldrá del presupuesto estatal. Ganamos todos los que usamos teléfonos.

  2. A ver… es ke no se como no comprenden.. En Guayaquil por lo menos se han solucionado problemas (el alcantarillado es competencia del gobierno, se hacen los sordos o QUÉ?), en cambio en el gobierno central siguen en la pelotera.

    Se llenan la boca con decir la revolucion ciudadana y ni saben que mismo significa, los de alianza pais mismo… Nadie se ofende con la aceptación de correa EN EL RESTO DEL ECUADOR, aca en Guayaquil, puede que no idolatren al alcalde, pero ojo, no quieren al presidente, y es que no soportamos más confrontación por parte de ellos.

    La tarea del alcade, por la cual fue elegido es ADMINISTRAR la ciudad, por ende, hacer obras, usar inteligentemente los fondos del municipio y servicios publicos municipales. no es que quiera pintar de heroe a nebot pero no es de su competencia darle plata a la policia, eso lo debe hacer el gobierno (ojo, no culpo a correa, la policia siempre ha estado en crisis), alimentación escolar, educación, salud, aseguramiento médico, ademas de abrir millones de plazas de trabajo para guayaquileños/ecuatorianos.. las obras bonitas se hacen solas? es consecuencia de una buena administracion, y muchas mas cosas que no le corresponden hacer, las hace bien y con valor agregado, como nos enseñaron a hacer las cosas, en los detalles esta la diferencia.

    Los guayaquileños que estemos cansados de las ofensas a la ciudad tenemos la oportunidad de alzar nuestra voz el 24, los que no quieran ir es su libertad. Nadie les obliga, nadie les paga los buses hasta aca ni nada.

  3. excelente blog por cierto, lo leo todos los dias por rss, si fueras tan amable de configurar el WORDPRESS en Opciones / Lectura / Sindicación, por favor usa Texto Completo para no recibir solo el primer parrafo en mi lector.

    Mil Gracias!!!!!

  4. Creo que debemos asumir sin temor a equivocarnos que,como ya lo dijo alguien el ¨Socialismo del siglo 21¨es igual al comunismo de el siglo 20, y las pruebas estan a la vista,esa mal llamada asamblea contistuyente,no es otra cosa que la cueva de todos los comunistas de baja laya que guardan grandes resentimientos sociales en sus almas y por eso se convirtieron en ovejas alza manos de el liderucho populista-comunista de turno,que con panico de contradecir sus ordenes y dejar de recibir sus favores o atenciones siguen obsecuentes todos sus deseos y mal sanas revanchas,lo que los opaca como seres racionales y de criterio propio,lo cual deslustra sus apellidos para el futuro. NO A LA CONSTITUCION COMUNISTA

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s